miércoles, 1 de septiembre de 2010

Anegdotas de una chica como vos

Ay chicos, no saben lo que me pasó ayer! El día era horrible, llovía y me dolían las piernas por la humedad. No sé cuando fue que me convertí en una vieja con artrosis. Cuando salía de cursar se largó a llover y yo, que por primera vez me acordé de llevar paraguas, abrí la puerta para salir a la calle y cual Carrie del sub desarrollo, abrí mi umbrella que instantaneamente salió disparada hacía adelante porque falló el resorte, Y LE DIO EN LA CABEZA A UNA MINA QUE ESPERABA EL COLECTIVO. O sea, me quedé con el palo del paraguas y la parte de adelante se disparó cual proyectil del Pinguino en Batman. La mina casi se infarta, no sé si pensó que le iban a robar o qué, pero me cagó un poco a puteadas. Yo, como si nada, le respondí, "algo habrás hecho para que te pase eso", porque seamos sinceros, para que te caiga un paraguas abierto en la cabeza tenés que tener mucha mala suerte o haber hecho algo muy malo. De cualquier manera me metí en el subte antes de que me surtiera a golpes.

4 comentarios:

Rocío dijo...

Mencantan estas cosas que sólo te pueden pasar a vos!
Te amo!!

Anónimo dijo...

JAJAJAJAJA! IMAGINO LA SITUACION Y ME PARTO DE LA RISA!! JAJAJAJAJA!
SOS LO MAS!!

Kathleen.

Jesi dijo...

sos mala sandy!!! jajajajaja

Sandy del pueblo dijo...

LAS AMO. SEPANLON.