jueves, 30 de septiembre de 2010

La Visha

Chicas, yo sé que nadie lo va a poder creer, pero yo, Sandy Ramon Tedezco, trabajo en la villa. Si. Y lo peor es que es lo que más me gusta. Mi vida laboral es un contraste terrible: paso de las empresas en Puerto Madero a la villa y en el medio me hago un rato para cortar prepucios en la escuela judía.

En realidad yo lo divido así:

En las empresas enseño inglés y es algo challenging porque la mayoría son upper intermediate o advanced. Me encanta porque a mi también me sirve. Leemos libros, debatimos, hago clases especiales de swearing, slang, analizamos canciones, etc. Además es divertido porque todos los grupos son copados y  muchas veces terminamos hablando de sexo.

En la escuela judía solo me limito a ganar plata.

En la villa hago lo que me gusta y me siento bien, es raro de explicar. No quiero decir "en la villa ejerzo mi vocación" porque me parece pelotudo y porque además, no creo que lo que hago sea mi vocación, sino algo que me gusta muchisimo hacer.

El primer día que fui a la villa me acuerdo que tenía panico, mal, creía que me iban a matar y que iba a terminar en un zanjon toda descuartizada. Me tomé el bondi teniendo anotado todo el recorrido en un papel porque, creanme, perderse en la 11-14 no es como perderse en Palermo y no saber que colectivo tomar. Una ahí es una amazona que cuando el colectivo abre la puerta para bajar, se cuelga de las lianas hasta llegar al árbol de la otra cuadra.

Cuando me bajé del bondi me aferré al guardapolvo onda "por dios soy profesora, no me maten, les quiero impartir conocimientos" y empecé a caminar por donde sabía que tenía que ir. La realidad es que casi a los dos minutos me di cuenta que la gente es mucho mejor que en capital y que todos te ayudan si no sabes como llegar a algún lado. Yo me re perdí entre las calles de tierra pero mucha gente me ayudó a llegar a la escuela.

Cuando entré, traté de fingir y hacerme la que había trabajado de profesora toda mi vida pero en realidad era mi primer experiencia laboral, y era secundaria, y los pibes tenían 20 años, se supone que una empieza por primaria porque TODOS le tienen miedo a secundaria, o sea, yo lo amo y me parece lo mejor, pero al principio da un poquito de miedo pararse frente a un aula con alumnos que te ven casi como un par (se hacía la joven ella). Fortunately, a mi siempre me dan nervios terribles ANTES de hacer algo, tipo cuando doy un final tiemblo (literalmente) antes de entrar, pero una vez que me senté ya está, no existe nada más que la profesora y yo. Y tuve muchisima suerte porque el primer curso que me tocó fue divino y con los chicos creé un vinculo increíble. Salvo con uno que era muy agresivo y tenía esa mirada de "te voy a cagar a tiros", pero nada, lo manejé a base de pedagogía (meaning: "lo hacés una vez más y nos vemos en Diciembre").

Igual, el primer día fue traumatico. Para que se den una idea, mi vida laboral como profesora empezó con la siguiente frase: "profe, se le ve la raya del orto" (se había caído una tiza y bueno, PASO).

A medida que iba yendo más seguido, me iba sintiendo más comoda hasta que realmente empecé a caminar esas calles con la misma seguridad con la que camino las de mi barrio. Claro que todo eso fue hasta que me robó un tipo pasado de paco y entré en shock, pero eso se los cuento más tarde.

Los amo a todos y cada uno de ustedes, mis descamisados.

3 comentarios:

Jesi dijo...

En la visha y en el centro hay gente sin códigos, hay que cuidarse en todas partes no? Lo diferente en la visha es que por ahí sí podés hacer más diferencia en la vida de tus alumnos, y eso está bueno.

Sandy del pueblo dijo...

Pero es ditinto, no sé, es una taradez decir que la gente en capital es mala y la de villa buena, lo se. Lo que quiero decir es que es distinto, tipo a veces mis alumnos me acompañan a tomar el colectivo cuando salgo de noche. En capital JAMAS pasaria eso porque... bueno, porque no te matan en la calle. Y la gente ve que sos docenta y te re ayuda, mal, es como si fueras una virgen. Te orientan, te dicen donde está la escuela y si no saben le preguntan a algun vecino.

Jesi, no se si te dije, pero te juro que NO ASOCIO a la persona que comenta acá con la que escribe tu blog. Tu blog es como un programa de utilisima pero vos sos un ser sin corazon, como yo.

Jesi dijo...

Jajajaja
es porque soy madre y novia (?) pero no quita mi esencia de Soraya :P
o es escencia? vos me entendés
soy mala, pero me gustan las manualidades :P de todo tipo :P

Creo que en la gran mayoría de los casos te ayudan porque saben que vos los ayudas a ellos enseñandoles. La bronca es, y con razón, a la gente que los ignora, que los desprecia. Lo que siempre discuto, es, por qué a un tipo pasado de paco le va a importar tu vida si a vos no te importa la de él? No hace falta pensar mucho para entenderlo.